jueves, 28 de mayo de 2015

HISTORIA DEL DELANTAL DE COCINA

La escritora norteamericana Joyce Cheney rescata dichos populares alrededor de la prenda doméstica:

“Una mujer que quema su delantal está muy próxima a casarse”, o “Para conquistar a un hombre, hacerle secar las manos en tu delantal de cocina”. Como coleccionista de delantales, en 1997 Cheney ideó la muestra de delantales Apron Strings: Ties to the Past, que se exhibió en quince ciudades de Estados Unidos.


Veneración de lo doméstico

El delantal de cocina devino en el nuevo grito de la moda. Lejos de estar escondido en cajoneras de aparadores de amas de casa de antaño, hoy pasó a exhibirse en los escaparates de tiendas de moda con anclaje en el interiorismo, ostentando tanto estampas de cuadros vichy, lunares, la elegancia del Liberty, variaciones sobre el animal prin y citas a la iconografía del diseño escandinavo.

De los modelos Royal o Fan que la firma Picnic ideó para cocineros chic -con molderías ajustables aptas para guardar el repasador y una carta de prints que admite iconografía de Honolulu, Shanghai, Petit Bateau y Finland-, a los florales rara avis de Violraviol, los desarrollos con experimentos textiles que caracterizan a Muchatela, y Baking Cakes, que desde la web exhibe una galería de modelos, con el valor agregado de que las usuarias y consumidoras son invitadas a posar ataviadas con el delantalcito escogido de su vasto catálogo.

Este actual furor por el delantal de cocina

Termina con una modalidad de 1980. Por entonces las mujeres de la clase alta porteña solían traer de sus vacaciones en Río de Janeiro los delantales coloridos ya bordados con gestos de tropicalia, en verde esmeralda o amarillo, o combinaciones multicolores que compraban en la mercería Santa Clara, situad en el barrio de Copacabana. ¿El argumento?El uso del color en los delantales de cocina estaba mal visto y por eso no se conseguían en las tiendas de Buenos Aires de entonces.

Delantales con historia


Primero la etimología: la expresión inglesa apron con la cual se designa a los delantales de cocina deriva de la francesa naperon, que alude a un pequeño mantel, casi una servilleta.
Símbolo de los oficios y del trabajo, en sus comienzos lo usaron los hombres -documentos de 1200 lo muestran cubriendo y protegiendo cuerpos de artesanos y cocineros-, mientras que en la silueta femenina irrumpieron un siglo más tarde.

Más tarde hubo referencias literarias al delantal tanto en Mujercitas, de Louise May Alcott (allí, en su hipótetico testamento, Amy manifiesta legar a su mejor amiga, Kitty Ryant, su adorado delantal con bolsillos azules), como en David Copperfield, de Charles Dickens: “En la tienda había una linda mujer bailando con un niño pequeño en sus brazos y otro colgado de su delantal”. Y en el cine, el delantal más sublime lo lució Judy Garland, en su rol de Dorothy en El Mago de Oz: el delantalcito en vichy -cuadros azulados y blancos- devino icono de la moda tanto como los Ruby Slipper con los cuales ella sentenciaba en la trama “There is no place like home”. Mientras que el tratado de 1800 The Complete Servant advirtió a las mujeres “cambiarse el delantal con cierta frecuencia entre una y otra labor”, en su libro celebratorio de la historia de los delantales de cocina Aprons, a celebration (cuya versión en miniatura admite un palo de amasar lúdico), la escritora norteamericana Joyce Cheney rescata dichos populares alrededor de la prenda doméstica:

Versión siglo XXI


De vuelta a la escena local, vale recordar a la legendaria casa de ropa para uniformes domésticos “Leonor”, fundada en 1930 por la familia López Poy, que a fines de 1990 quebró la monocromía de sus uniformes de gala en poplín negro con delantales estampados a cuadros y lunares -esos que lucen las camareras de los almuerzos de Mirtha Legrand y que la diva camp Isabel Sarli usó en Intimidades de una cualquiera- por estampas de margaritas, rosas y motivos búlgaros inspirados en el imaginario de las cafeterías de los pueblos de la costa oeste de Estados Unidos.
A un rescate contemporáneo de este fetiche doméstico lo ilustra “el delantal hawaiano para una mujer que conquista”, ideado por la diseñadora textil Constanza Martínez, creadora de “Muchatela”, que argumenta sobre sus disparadores: “El delantal hawaiano evoca la temática de los años 50, pero desde un lugar irónico, humorístico y lúdico. En lugar de cumplir con el estereotipo de ama de casa, a esta mujer sensual le gusta bailar y su propósito es la conquista. Si bien la mujer ya no usa el delantal como una segunda prenda para estar en casa, como sucedía en aquella época, el objetivo es que pueda ser utilizado

martes, 26 de mayo de 2015

TORTA ARCO IRIS




BISCOCHUELO

Manteca 200 grs
Huevos 5
Azúcar común 250 grs
Harina 0000 250 grs
Ralladura de 1/2 limón
Esencia de vainilla 1 cdta
Polvo de hornear 2 cdtas
Sal 1 pizca
Colorante 1 cdita de rojo, azul y verde
Queso crema 250 grs
Azúcar impalpable 250 grs
Manteca 120 grs (para la crema)
Ralladura de 1/2 limón
Esencia de vainilla 1 cdta

Batir la manteca con el azúcar. Agregar 5 huevos de a uno y seguir batiendo, la ralladura de limón, la esencia de vainilla, la harina, el polvo de hornear y la sal. Luego separar en 6 bols y colorear cada masa con el colorante mezclando y formando tambien verde, violeta y naranja.
 Tomar moldes de 24 cm y cocer cada masa con papel manteca enmantecado por 10 minutos a horno medio. Distribuir la masa de forma que quede de unos 0.5 ctms.

Para la cobertura: Batir el queso crema y la manteca pomada. Agrear el azúcar impalpable y seguir batiendo. Finalmente agregar la esencia de vainilla y la ralladura de limón.

Para armarla: En el molde, colocar una tira de acetato circularmente forrando el perímetro interno. Comenzar agregando una capa de masa y una de relleno, así hasta utilizar todas las capas de masa. Llevar a la heladera por 4

horas. Retirar del molde y sacar el acetato. Cubrir los bordes y la parte superior con la preparación del relleno. Una vez cubierta, decorar con una manga utilizando el relleno sobrante y teñirlo de colores.

TORTA ARCO IRIS RAPIDA


TORTA DE CHOCOLATE DECORADA

http://www.fooodstyle.com/2014/09/malteser-chocolate-cake-style.html

TRIFLE - POSTRE FRESCO

TRIFLE - POSTRE FRESCO
INGREDIENTES

Crema de leche batida 1 litro
Dulce de leche 1/2 kilo
Merenguitos 1 paquete
Frutillas 1/2 kilo
Vainillas 3 paquetes
duraznos en almibar 1 lata
Moscato u Oporto cantidad necesaria

Intercalar 1 capa de duraznos en almibar bien escurridos, una capa de vainillas partidas, 1 capa de crema de leche, una capa de frutillas, 1 capa de vainillas humedecidas con almibar y moscato, 1 capa de dulce de leche, una capa de merenguitos, una capa de crema terminar con frutillas cortadas, sobre ella un copo de crema de leche


Pizza de Brownie con Nutella y Chocola te Blanco

Les comparto un video de una Pizza de Brownie con Nutella y Chocola te Blanco


domingo, 11 de mayo de 2014

SALADITOS DE OJALDRE

PALMERITAS RELLENAS DE 4 QUESOS 


Ingredientes:


-     2 discos de ojaldre (preferiblemente rectangular)
-     1 bolsa de 4 quesos de Sancor

Se estira el hojaldre, se ponen los quesos encima se enrolla por los extremos izquierdo y derecho hacia adentro, se cortan en trozos de 1 cm y se hornean 10 minutos aproximadamente a 200º C.


 Saquitos de Hojaldre Rellenos de Paté



 Ingredientes:
-     2 discos de ojaldre o 1 paquete de pastelitos -     paté de hígado -     semillas de sésamo -     1 huevo batido y 1 huevo duro


Se cortan cuadraditos de hojaldre, se pone una cucharada de paté mezclado con el huevo duro picado, se unen los cuatro picos, se pintan con huevo batido y se espolvorean con las semillas de sésamo y se hornean 10 minutos aproximadamente a 200º C.
 
 

ENROLLADO DE JAMÓN Y PIMIENTOS

 

 Ingredientes:

     -   
2 discos de ojaldre
     -   jamón crudo en tajadas
     -   pimientos verdes y rojos
     -   1 huevo

Partimos los pimientos en trozos grandes y los salteamos en un hilo de aceite de oliva. Reservamos.


Ponemos la plancha de hojaldre y colocamos las lonchas de jamón y los pimientos encima cubriendo todo el hojaldre .


Enrollamos como si fuera un arrollado, cellando las puntas, pintamos con el huevo batido y cortamos en rodajas de 1 cm.


Las ponemos en una placa de horno con rocío vegetal y las horneamos 10 minutos a 200º.
 
Recetas con versión modificada de: juliaysusrecetas.blogspot.com.e